Misión y Visión

El trabajo de la Fundación Directorio Legislativo se inició en 1999 como un proyecto independiente de dos estudiantes de la Universidad de Bologna (María Baron y Beatriz Guerra) que entendían la necesidad de facilitar el acceso a la información pública en los poderes legislativos.

Frente a la falta de información existente sobre las cámaras legislativas argentinas, se inició un arduo trabajo para crear una publicación donde figuraran los datos de cada legislador, información sobre su equipo de trabajo, actuación legislativa, contactos, etc. En junio de 2000 se lanzó el primer Directorio Legislativo del Congreso de la Nación, con muy buena recepción entre los legisladores y la ciudadanía en general.

Gracias a las sucesivas publicaciones de Directorios, se logró que los legisladores nacionales tuvieran que hacer públicas sus declaraciones juradas patrimoniales y financieras.

En 2008 Directorio Legislativo logró su personería jurídica y se convirtió en una Fundación sin fines de lucro, marco que le permitió incorporar nuevas líneas de acción más allá de la Transparencia Legislativa como Construcción de Consensos Legislativos y Actualidad Legislativa.

Directorio Legislativo

Misión

La Fundación Directorio Legislativo es una organización apartidaria, que promueve el fortalecimiento de los poderes legislativos y la consolidación del sistema democrático a través del diálogo, la transparencia y el acceso a la información pública.

Visión

Poderes legislativos representativos y transparentes, que ejerzan su función de control sobre los demás poderes y que sean capaces de dar respuesta a las necesidades de la ciudadanía

Objetivos

1. Promover mayor institucionalidad, transparencia y acceso a la información en los poderes legislativos.
2. Buscar, procesar, analizar y difundir información legislativa de interés público.
3. Generar espacios de diálogo que impulsen acuerdos entre distintos actores sociales y legisladores.
4. Propiciar la participación de la sociedad civil en la actividad legislativa.
5. Alentar el uso de los mecanismos de control entre los poderes del Estado.
6. Desarrollar herramientas tecnológicas que faciliten el acceso a la información pública.